TDAH y Aprendizaje Infantil 

grafico niveles neuronae (1).jpg

Neurodesarrollo

Cuando nos enfrentamos a un paciente con problemas de aprendizaje, déficit  de atención o posible TDAH estamos abordando un problema multidimensional donde intervienen muchísimos factores.

Son muchas las variables y factores que influyen en las  dificultades de atención, escolares, de conducta y no se resuelve tratando solamente los síntomas perturbadores sin abordar la raíz del problema.

El diagnóstico de TDAH o problemas de aprendizaje no es sólo una evaluación de diferentes áreas cognitivas y su reflejo en un informe. 

  

De inicio para empezar a trabajar es fundamental hacer dos distinciones principales:

 

1.- Por un lado es importante y fundamental descartar que los problemas no sean debidos a un problema médico o neurológico  con un tratamiento y pronóstico específicos. Por esta razón nuestra valoración siempre es por parte de un neurólogo especializado con pruebas complementarias necesarias.

 

2.- Una vez descartados problemas  médicos y neurológicos, debemos valorar la posibilidad de una alteración madurativa del neurodesarrollo infantil que pueda justificar o acompañar el problema de atención y/o hiperactividad. No todo problema de atención e hiperactividad es TDAH.

El neurodesarrollo infantil es un complejo proceso de maduración que incluye hitos motores y progresos cognitivos. Su alteración no es una enfermedad en si mismo, pero su repercusión y evolución dependen del entorno  y de una intervención lo más precoz posible.

 

El neurodesarrollo sigue las leyes de la evolución  cefalo-caudal y proximal-distal. Es decir las bases van asentado los hitos del desarrollo posteriores.