Método de Trabajo

El camino desde la salud a la enfermedad, y desde la patología a la salud es bidireccional, y además  no es unifactorial sino multidimensional.

Nuestro cuerpo es un maravilloso sistema homeostático, es decir que tiene la capacidad de adaptar diferentes mecanismos compensatorios para mantener la salud, reequilibrarse y alcanzar el bienestar y la salud.

Los síntomas son avisos de nuestro cuerpo de que algo está funcionando mal, y nos demanda que actuemos, que cambiemos ciertos hábitos o conductas. Y es insistente, pues si no hacemos caso, comienzan a aparecer síntomas de muy diversa índole, que nos están indicando, gritando que están fallando en cadena otros sistemas y se están agotando los mecanismos compensatorios.

Es entonces cuando aparecen de forma progresiva diferentes manifestaciones como insomnio, problemas de atención y memoria, fatiga, falta de energía, problemas digestivos, malabsorción, mareos,  hiper o hipotensión crónica, cefaleas, problemas dermatológicos, dolor articular y muscular, problemas dermatológicos, entre otros.

Lamentablemente cuando un organismo y sus células se han enfrentado durante mucho tiempo a desequilibrios metabólicos continuados, como acidosis, procesos oxidativos, estrés emocional/físico, déficits de oligoelementos intracelulares, sobreestimulación inmunológica, exposición continuada a tóxicos, alteración de los biorritmos naturales, alimentación desequilibrada, disbiosis intestinal entre otros, se produce  el agotamiento tisular y aparecen las enfermedades crónicas y degenerativas. En este punto la marcha atrás a veces no es posible y sólo podremos ya minimizar los síntomas y la progresión de las mismos.

Nuestro objetivo es trabajar distintos niveles de salud de forma progresiva en diferentes fases, alcanzar un equilibrio básico para minimizar los síntomas, intentar revertir los procesos metabólicos alterados, tener como objetivo un estado de salud lo más óptimo posible e intentar evitar recaídas  y retrocesos mediante formación del paciente para que sea capaz de autogestionar su salud.

Diagnóstico áreas alteradas

Pruebas Complementarias Básicas

Establecimiento Plan Terapeútico

NIVEL 1

SINTOMAS

Estudios  Diagnósticos Avanzados

Equilibrar Sistemas de Salud

Evitar cronificación síntomas

NIVEL 2

EQUILIBRIO

Maximizar bienestar físico y emocional

Optimizar  todos los ejes de salud 

Autogestión salud y evitar recaídas

NIVEL 3

SALUD

UNA VISIÓN INTEGRAL Y COMPLETA

En Neuronae nos quedamos con todo.

 

Neurología clínica y convencional  con sus estudios diagnósticos clásicos de neuroimagen, neurofisiología, psicofarmacología, genética diagnostica y farmacogenética, neuropsicología, logopedia, terapia ocupacional y rehabilitación neurológica.

 

Neurología integrativa donde nos apoyamos en técnicas diagnósticas y terapias con evidencia clínica y científica como optometría, terapia auditiva, terapia sensorial, neurofeedback, fitoterapia y naturopatía, neuromodulación y estimulación magnética, detoxificación, estudio del  metabolismo celular, neuronal y neurotransmisores, dieta y nutrición energética, neurotróficos, acupuntura, osteopatía y terapia fascial, biomecánica postural, entre otros.

 

Tras la valoración de cada caso, informamos y presentamos sobre la mesa al paciente un abanico de posibilidades y herramientas diagnosticas y terapéuticas para poder ayudarle en el diagnóstico y tratamiento de sus síntomas. basadas  en nuestra experiencia clínica con otros pacientes y en revisiones de estudios previos publicados.

Con toda la información es  el paciente quién decide hasta qué nivel de atención quiere llegar y nuestro deber es respetarlo. Hay pacientes cuya prioridad es mejorar de sus síntomas, sin avanzar a otros niveles , o bien otros prefieren un camino más profundo para llegar al origen del problema. Nuestro objetivo siempre será mejorar el bienestar del paciente y su salud hasta donde él decida llegar. Pero es el paciente quién decide en última instancia si quiere recorrer el camino y la senda.

TRES NIVELES DE INTERVENCIÓN

Si sólo tratamos los síntomas​ tendremos en el mejor de los casos una mejoría parcial, temporal pero si no abordamos sus causas, los síntomas se reactivan estableciéndose de forma crónica. Normalmente existirán distintas causas que sumadas generan los síntomas y la enfermedad. Nuestro objetivo es detectar estas causas y abordarlas de forma multidimensional y  también en diferentes fases en el tiempo, trabajando desde las causas primarias que están generando los síntomas.

Consideramos este recorrido desde la enfermedad hasta la salud como un camino a recorrer con diferentes etapas o niveles.

En un primer nivel, realizaremos la historia clínica y solicitaremos las pruebas complementarias básicas para conocer las áreas alteradas y determinar el estado de salud actual del paciente, descartando alteraciones que tengan que ser tratadas de forma preferente.

En un segundo nivel, profundizamos con pruebas complementarias más especializadas para estudiar el funcionamiento de distintos sistemas: estado oxidativo, estado de toxicidad y capacidad de detoxificación. nutrición intracelular, oligoelementos, metabolismo ácidos grasos, metabolismo de  aminoácidos y neurotransmisores, genética y farmacogenética entre otros. Estos estudios nos ayudarán a reequilibrar los sistemas homeostáticos de nuestro organismo para combatir la cronificación de los síntomas y la aparición de la enfermedad crónica. Comenzamos a tratar las causas equilibrando los sistemas alterados.

En el tercer nivel,  establecemos pautas y recomendaciones mediante coaching  para formar  al paciente en la autogestión de su propia salud y evitar retrocesos con recaídas. El paciente es autosuficiente y es capaz de autogestionar su salud. Alcanzar este nivel requiere implicación por parte del paciente, no se trata sólo de tomar una medicación para tratar los síntomas. Requiere un compromiso  de tiempo y cambios de hábitos de vida.