Buscar

Sonambulismo Infantil


Se caracteriza por una secuencia de comportamientos complejos ocurridos durante el sueño, generalmente durante el primer tercio de la noche.

El episodio se inicia con movimientos corporales que pueden llevar al sujeto a sentarse en la cama de una forma brusca e incluso levantarse y comenzar a deambular.

El sonámbulo mantiene los ojos abiertos y fijos, siendo capaz de inspeccionar el ambiente evitando de esta forma los objetos encontrados a su paso, aunque existe el riesgo de que se caiga por una escalera ó por una ventana. Puede llegar a vestirse, abrir las puertas y ventanas, salir de la casa, alimentarse ó realizar tareas de higiene personal. Durante este estado existe una falta de respuesta al medio ambiente, siendo inútil, por tanto, llamarle la atención ó despertarle. Ocasionalmente, el sujeto puede hablar, aunque su articulación es muy pobre, limitándose a una simple murmuración.

El fin del episodio puede ocurrir de muchas formas. La persona, después de sentarse en la cama y de realizar una serie de movimientos repetitivos, se acuesta y continúa durmiendo normalmente; en otras ocasiones, el niño se despierta y manifiesta un estado de desorientación durante unos minutos; otras veces, puede deambular por la casa y acabar acostándose en otro lugar, no recordándose a la mañana siguiente de lo ocurrido.

Características del Sonambulismo: a) Conductas manifiestas: el sujeto se sienta en la cama con los ojos abiertos, teniendo poco contacto con la realidad; se puede levantar y andar, y existe amnesia al despertar. b) A nivel fisiológico, se produce una discreta activación autonómica. c) Se produce en las fases 3 y 4 del sueño, en el primer tercio de la noche.

Un episodio de sonambulismo puede ir desde un minuto hasta más de media hora y su frecuencia puede ser de hasta varios episodios por semana. El trastorno puede durar varios años sin tener por qué provocar ninguna alteración del comportamiento durante la vigilia, ni predisponer a otras patologías, aunque si los episodios se producen de forma frecuente, se puede generar una preocupación familiar y una alteración de las relaciones interpersonales.

Aproximadamente un 15% de los niños tiene un episodio de sonambulismo alguna vez, aunque raramente antes de los 5 años. El mayor porcentaje lo situamos entre los 10 y los 14 años.

El sonambulismo podría tener una base hereditaria pues presenta mayor incidencia entre los niños cuyos padres fueron sonámbulos. También hay más incidencia de sonambulismo en gemelos monocigóticos que en dicigóticos. Muchos episodios de sonambulismo van precedidos de terrores nocturnos. Los niños pequeños con enuresis son más propensos a ser sonámbulos durante la adolescencia. -Etiología/Origen. No hay una sola causa para el sonambulismo. Hay distintas hipótesis:

Factores psicológicos. Este trastorno podría estar relacionado con hechos que provoquen ansiedad. También, según otros autores, podría ser un comportamiento normal transitorio en la edad adolescente.

Retraso madurativo. Hipótesis que plantea que el sonambulismo está asociado a rasgos de inmadurez neurológica.

Trastorno del despertar. Esta hipótesis considera el sonambulismo como un trastorno del despertar, pues el niño, después de un largo período inicial en las fases III y IV pasa de una forma brusca a las fases 1 y 2, ó sea, a una superficialización del sueño. Por tanto, el sonambulismo sería una disociación entre el comportamiento motor y la conciencia.

Se habla de tres tipos de sonambulismo asociados a orígenes distintos:

El primero sería propio de preadolescentes y estaría relacionado con una inmadurez del SNC; el segundo, propio de adolescentes que muestran trastornos psicopatológicos graves; y el tercero, sería el que manifiestan los preescolares sonámbulos durante un corto período de tiempo, considerado como normal.

Los episodios de sonambulismo ocurren, normalmente, antes del primer período de sueño paradójico.

Desde el inicio del sueño hasta el episodio de sonambulismo transcurren entre una y dos horas, pudiendo durar desde 30” a varios minutos.


Dr Juan A Cruz Velarde Neurólogo www.neuronae.net


16 vistas

Blog Neuronae

Importante:

Todos los contenidos publicados en esta web y en sus apartados y blog, así como en redes sociales de Neuronae son puramente informativos y en ningún caso deben considerarse sustitutos del diagnóstico y asesoramiento médico. La duplicación del contenido de la web y blogs de Neuronae debe ser autorizada por escrito por la dirección general de Neuronae.

 

REDES SOCIALES

facebook

twitter

linkedin

 

POLITICA

Privacidad Protección Datos

 

ADVERTENCIA

Todos los contenidos publicados en esta web y en sus apartados y blog, así como en redes sociales de Neuronae son puramente informativos y en ningún caso deben considerarse sustitutos del diagnóstico y asesoramiento médico. La duplicación del contenido de la web y blog de Neuronae debe ser autorizada por escrito por la dirección general de Neuronae.