top of page
neurometabolismo
neurometabolismo

Neurometabolismo y Neurología funcional

Neurometabolismo 

 

Nutrición Ortomolecular 

Vitaminas, oligoelementos, electrolitos y proteínas son  esenciales para el buen funcionamiento celular. Ciertas deficiencias en estos componentes pueden influir en la fisiología de muchas funciones celulares y órganos, entre ellos el cerebro. Podemos tener niveles normales de elementos en sangre en estudios habituales, pero existir una deficiencia a nivel celular no detectada, pues hay minerales, vitaminas que son fundamentalmente intracelulares y su concentración en sangre no refleja fielmente su concentración real en la célula. A veces es necesario evaluar ciertos metabolitos secundarios, por ejemplo en eritrocitos o bien un análisis de cabello para determinar la concentración real y detectar deficiencias crónicas del algún elemento esencial.

Determinados oligoelementos son esenciales para un correcto funcionamiento cerebral. Problemas como TDAH infantil y TDAH adulto, alteraciones de memora y deterioro cognitivo de la edad, Parkinson y cefaleas entre otras, deben ser estudiados desde el perfil  neurobioquimico. Oligoelementos como el zinc, vitamina B12 activada, metabolismo hierro y magnesio, metabolismo de aminoácidos participan en los síntomas y la respuesta a los tratamientos.

Cuando los niveles en sangre están bajos, ya llegamos tarde. Previamente a este punto las células han sufrido una deficiencia metabólica mucho tiempo antes. Nos interesa detectar las deficiencias antes, cuando aparecen deficiencias intracelulares. 

Neurotransmisores

Se puede evaluar el  metabolismo de dopamina, noradrenalina, GABA y serotonina mediante estudio específicos funcionales en ácidos orgánicos y mediante el metabolismo de aminoácidos. También metabolismo del cobre, zinc y del sulfuro intervienen en los  neurotransmisores.

Ácidos grasos

Podemos evaluar el metabolismo de los ácidos grasos pues tienen muchas influencias en distintas vis funcionales del cerebro. Esto es importante pues el metabolismo de estos ácidos grasos puede estar desequilibrado y contribuir a procesos de inflamación crónica tanto periférica como cerebral, influir en procesos de fluidez de membrana, metabolismo de neurotransmisores y procesos oxidativos.

 

Neuroinflamación 

Alteraciones en el sistema de respuesta inflamatoria producirían una alteración de las citoquinas proinflamatorias, así como alteraciones en subpoblaciones linfocitarias con fenómenos de autoinmunidad. Alzheimer, Ictus y enfermedad de Parkinson, Esclerosis Múltiple, TDAH entre otras pueden verse afectadas por estas causas.  


Disbiosis 

La absorción de los nutrientes depende de la microflora equilibrada y las condiciones del intestino. En un intestino permeable las paredes están tan inflamadas que permiten el paso de toxinas a la sangre, desequilibrando el sistema inmunológico, metabólico, hormonal y mental. La disbiosis intestinal y desequilibrios de la microbiota favorece la inflamación sistémica y neuroinflamación, así como estados de neuroactivación a través del aumento de permeabilidad intestinal y estimulación del sistema nerviosos entérico aferente. Podemos actuar no sólo en casos de disbiosis, alteraciones del equilibrio de la microbiota pueden influir en el metabolismo de neurotransmisores incluso sin aparecer síntomas digestivos. Mediante un estudio de las composición de la microbiota intestinal podemos equilibrar las distintas especies mediante probióticos con cepas especificas. 
 

Metabolismo histamina

La histamina es una molécula presente en casi todos los alimentos, y la capacidad para metabolizarla y eliminarla es diferente en cada individuo. Influye en el metabolismo de distintos neurotransmisores y en distintas funciones neuronales.

Neurotóxicos 

Hoy en día, tenemos en nuestro cuerpo entre 400 y 700 veces más cantidad de metales pesados, radicales libres y toxinas que la generación que vivió hace 40 años. Podemos valorar elementos tóxicos para el organismo como mercurio, aluminio, plomo, arsénico, níquel, cadmio etc. Estos elementos dentro del organismo de los humanos puede interferir en el balance esencial de nutrientes y formación de componentes indispensables en el sistema nervioso y metabólico. Los niveles plasmáticos de determinados minerales y oligoelementos no reflejan  la concentración celular real en los tejidos. También se pueden valorar micronutrientes esenciales como calcio, cobre, fósforo, hierro, magnesio, potasio, silicio y sodio. Oligoelementos esenciales como boro, cromo, cobalto, manganeso, molibdeno, selenio, vanadio y zinc. 

 

Detoxificación

Alteraciones de la detoxificación hepática puede generar un incremento de productos tóxicos intermedios y de radicales libres que acceden al cerebro a través de la barrera hematoencefálica. 

Estrés oxidativo

El estrés oxidativo aparece cuando se altera la homeostasis óxido-reducción intracelular. Este desequilibrio entre prooxidantes y antioxidantes es responsable del envejecimiento prematuro y está involucrado en numerosas enfermedades neurológicas. Los diferentes perfiles de evaluación del estrés oxidativo e inflamación crónica analizan las principales reacciones producidas en nuestro organismo por las especies reactivas de oxígeno (EROs), así como también diversos factores prooxidantes y diferentes mecanismos antioxidantes. Podemos estudiar distintos marcadores de oxidación.

Metabolismo mitocondrial

Cuando se altera la función respiratoria mitocondrial no puede cubrir la elevada demanda energética del cerebro, y esto conlleva la formación de especies reactivas de oxígeno y radicales libres que provocan daño oxidativo, generándose un círculo vicioso que altera aún más la función mitocondrial y del cerebro. Por eso sería importante evaluar el funcionamiento mitocondrial en las alteraciones neurobiológicas. Indicadores de funcionamiento mitocondrial pueden ser estudiados mediante estudio en orina y sangre y podemos determinar cómo están funcionando la función mitocondrial.

Metabolismo metilación

La metilación influye en distintas funcionalidades celulares. Participa en los procesos de oxidación, metabolismo de neurotransmisores, detoxificación, reparación ADN entre otras.

​​

bottom of page