Buscar

Problemas de aprendizaje y organización cerebral

El Sistema Nervioso necesita organizarse como un sistema jerárquico para poder procesar toda la información que gestiona.


El córtex cerebral interviene en el aprendizaje consciente, antes de que se convierta en un acto automático, o en acciones que no podrán convertirse en automatismos.


Así por ejemplo, cuando empezamos a aprender a escribir o leer, lo hacemos de forma consciente, poniendo toda la atención en el acto motor de escribir, coger el lápiz, dirigirlo, enlazar una letra con otra, etc.. No podemos hacer otra cosa que la que estamos haciendo, concentrados en la tarea. Al final, con la práctica, se convierte en un acto automático o semiautomático, liberando a la corteza cerebral de parte del trabajo para poder realizar al mismo tiempo otras funciones, como es la comprensión lectora, la integración del relato, etc..


El resto de funciones se resuelven a nivel subcortical, desde los núcleos subcorticales hasta bulbo y médula.

Los hemisferios tienen funciones específicas. El hemisferio derecho, llamado visual o postural, se encarga de procesar la información corporal,espacial y trabaja con imágenes visuales y es el responsable de las dimensiones globales y holísticas.


El hemisferio izquierdo, controla el lenguaje y el procesamiento secuencial de la información.

Cada hemisferio tiene una especialización funcional, pero ambos deben participar en todas las actividades que realizamos y trabajar de forma coordinada.

Cuando falla la organización y los circuitos destinados a las respuestas automáticas, se activa la función de la corteza cerebral en niveles superiores y éstos quedas ocupados, se bloquean o se saturan y no puede ejecutar las funciones propias como la conciencia, dirección o planificación.


Los problemas de aprendizaje como dislexia, problemas aprendizaje verbal, cálculo, disgrafías, problemas de memoria verbal o visual, dificultades atencionales, impulsividad..etc, deben abordarse como problemas del neurodesarrollo atendiendo a esta organización jerárquica. Debemos trabajar sobre las bases evolutivas, etapa a etapa, para crear las bases que facilitarán y servirán de base para el próximo avance. Tenemos que empezar a trabajar los cimientos que van a facilitar la adquisición de nuevas habilidades superiores cognitivas. Igual que un bebé no puede sentarse sin haber sostenido antes la cabeza, y no puede correr sin antes haber adquirido la capacidad de control de cinturas y sentarse, igualmente no podemos avanzar en habilidades superiores como atención, escritura, lectura sin haber cimentado sin alteraciones las bases evolutivas y del neurodesarrollo sobre las que descansan estas habilidades.



Dr Cruz Velarde

Neurólogo

www.neuronae.net



Problemas de aprendizaje y organización cerebral



0 vistas

Blog Neuronae