Buscar

TDAH y sistema de recompensas


En el TDAH existen anomalías en el mesoaccumbens (la zona del cerebro medio donde se encuentra el circuito de recompensa asociado a la dopamina).

Investigaciones con imágenes a través del PET (tomografía por emisión de positrones) para medir los marcadores sinápticos de la dopamina (transmisores y receptores D2/D3) proporcionan evidencias de que existe una menor disponibilidad de receptores D2/D3 y transmisores de dopamina en las personas con TDAH en dos regiones cerebrales clave para los mecanismos de 'recompensa' y 'motivación' (el accumbens y el cerebro medio), lo que ayudaría a explicar la menor respuesta a la recompensa por parte de estos pacientes.

Tal y como han concluido estudios anteriores el déficit de dopamina puede provocar falta de concentración (especialmente frente a tareas repetitivas y aburridas) e impulsividad, precisamente dos síntomas que presentan quienes sufren este trastorno, junto a otros como la hiperactividad, la falta de motivación y una baja respuesta a la recompensa. Esto hace que reaccionen de forma defectuosa al refuerzo de conductas y se decanten por pequeñas recompensas inmediatas frente a gratificaciones mayores aplazadas. Estas alteraciones en el circuito de la recompensa podrían explicar también, tal y como señalan los autores, la mayor vulnerabilidad de los enfermos de TDAH al abuso de drogas.

Relevancia clínica Según los investigadores, la asociación entre una menor transmisión de dopamina en el mesoaccumbens y los síntomas de falta de atención asociados al TDAH podrían tener relevancia clínica, ya que este circuito desempeña un papel fundamental en las asociaciones entre refuerzo-motivación y en el aprendizaje estímulo-recompensa, por lo que su implicación en esta enfermedad apoyaría el uso de terapias que refuercen el papel de la escuela y los ejercicios para mejorar el rendimiento de los pacientes. Existen evidencias preliminares de que el hipotálamo también podría verse afectado por una menor disponibilidad de receptores de la dopamina. De confirmarse este hecho, futuros estudios podrían establecer una base neurológica que explique la correlación del TDAH con signos y síntomas que sugieren patología hipotalámica como problemas del sueño, sobrepeso y obesidad y respuesta anormal al estrés.

Dr Juan A Cruz Velarde Neurologia Infantil www.neuronae.net



7 vistas

Blog Neuronae