Buscar

Carencia omega 3 en estrés crónico

La relación entre el acido linoleico y el acido dihomo gamma linolénico en los estudios del metabolismo de los ácidos grasos, nos aporta información sobre la actividad de la enzima Delta 6 desaturasa, una enzima hepática que garantiza la transformación de los precursores de las dos familias de ácidos grasos poliinsaturados, el ácido alfa-linolénico para los ácidos grasos omega 3 y el ácido linoleico para los ácidos grasos omega 6.


La enzima delta 6 desaturasa no se activa en el recién nacido hasta alcanzar aproximadamente los 6 meses de edad, y disminuye su actividad entre los 65 y 75 años.


Tampoco funciona correctamente en caso de hiperinsulinismo, diabetes, estrés físico ó psicoafectivo, enfermedades hepáticas, hipotiroidismo , cuando se consumen demasiados ácidos grasos trans y cuando se carece de algunos microelementos como magnesio zinc y vitaminas del grupo B.


Si dicha situación puede ir acompañada de una carencia pues de DHA y EPA, y sería necesario una suplementación personalizada de estos omega 3.



Dr Cruz Velarde

Neurólogo

www.neuronae.net


Estudio metabolismo omega 3 en estrés crónico
Estudio metabolismo omega 3 en estrés crónico

67 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Blog Neuronae

Importante:

Todos los contenidos publicados en esta web y en sus apartados y blog, así como en redes sociales de Neuronae son puramente informativos y en ningún caso deben considerarse sustitutos del diagnóstico y asesoramiento médico. La duplicación del contenido de la web y blogs de Neuronae debe ser autorizada por escrito por la dirección general de Neuronae.

 

REDES SOCIALES

facebook

twitter

linkedin

 

POLITICA

Privacidad Protección Datos

 

ADVERTENCIA

Todos los contenidos publicados en esta web y en sus apartados y blog, así como en redes sociales de Neuronae son puramente informativos y en ningún caso deben considerarse sustitutos del diagnóstico y asesoramiento médico. La duplicación del contenido de la web y blog de Neuronae debe ser autorizada por escrito por la dirección general de Neuronae.

Todos los derechos reservados.