Buscar

Antioxidantes e ictus


Al parecer, las dietas ricas en antioxidantes protegen de los ictus, porque impiden que las grasas oxidadas circulan por la sangre y dañan las delicadas paredes de los vasos sanguíneos cerebrales.

También pueden ayudar a reducir la rigidez de las arterias, prevenir la formación de trombos y bajar la tensión y la inflamación arteriales.

Los radicales libres pueden desfigurar las proteínas de nuestro organismo hasta tal punto que el sistema inmunitario deja de reconocerlas. Saturar el cuerpo de antioxidantes puede detener la respuesta inflamatoria resultante.

Aunque todos los alimentos integrales de origen vegetal pueden tener efectos antiinflamatorios, algunos son mejores que otros. Las frutas y verduras ricas en antioxidantes, como las bayas y las verduras de hoja verde, han demostrado su capacidad para reducir la inflamación sistémica significativamente mejor que la misma cantidad de raciones de frutas y verduras más habituales pero más pobres en antioxidantes, como los plátanos una lechuga.

Los alimentos ricos en antioxidantes origina en el reino vegetal, mientras que la carne, el pescado y otros alimentos procedentes del reino animal son pobres en antioxidantes.

Dr Juan A Cruz Velarde Neurólogo www.neuronae.net



3 vistas

Blog Neuronae