Blog Neuronae

Suscríbete a nuestro Blog
Buscar

Tóxicos cerebrales y Alzheimer


Dentro de la etiopatogenia de la enfermedad de Alzheimer se están investigando últimamente la influencia de los estados oxidativos e inflamación cronica en el inicio y desarrollo de esta y otras enfermedades degenerativas. La barrera hematoencefalica es una barrera natural en la que los vasos y capilares que irrigan el cerebro tienen "una capa más gruesa celular alrededor que actuaría como filtro "protegiendo y seleccionando las sustancias que ingresan en el cerebro. Pues bien se ha detectado que la degradación de la barrera hematoencefálica (BHE) cerebral relacionada con la edad podría contribuir al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y de otros tipos de demencia. Para corroborar todo ello se realizaron resonancias magnéticas cerebrales mejoradas con contraste a 64 personas de edades diversas. Las imágenes denotaron que la barrera hematoencefálica que protege el cerebro desarrolla fugas con la edad. Esas fugas comienzan en el hipocampo, un centro importante del aprendizaje y la memoria que está dañado en la enfermedad de Alzheimer. Exámenes post mortem del cerebro de pacientes con enfermedad de Alzheimer también han revelado daños en la barrera hematoencefálica. Los autores creen que para prevenir las demencias, incluyendo la enfermedad de Alzheimer, quizá deban hallarse formas de volver a sellar la barrera hematoencefálica y evitar que el cerebro se vea inundado por las sustancias tóxicas de la sangre. Es muy importante llevar una dieta rica en frutas, verduras y baja en proteinas y grasas que favorecen los estados oxidativos , la inflamación crónica y los radicales libres que a través de esta rotura en la BHE pueden afectar al cerebro http://www.cell.com/neuron/abstract/S0896-6273%2814%2901141-6


#alzheimer

3 vistas