Buscar

Nutrigenómica en cognición y conducta


Mediante distintas actuaciones en la nutrición podemos ayudar en el tratamiento de ciertos comportamientos conductuales y en la cognición.


La nutrigenómica estudia cómo los nutrientes pueden influir en la expresión de los genes, y la nutrigenética cómo metaboliza y responde el organismo a los nutrientes según su carga genética.


Simplemente controlando lo que desayunas puede significar una diferencia en la concentración y en tu conducta.


Así, hay pacientes que por su metabolismo de neurotransmisores es mas idóneo desayunos con mayor carga proteica, y otros sin embargo les beneficia una mayor carga de carbohidratos, pues esto influirá en sus procesos cognitivos y comportamiento, como hiperactividad o cambios a nivel conductual o emocional.


Podemos pues, realizar una labor de "arquitectura" de la dieta de forma personalizada en diferentes alteraciones como depresión ansiedad, TDAH, problemas de impulsividad, TOC, Alzheimer, entre otras. Serán necesarias algunos estudios específicos también para disponer de datos sobre tu metabolismo.


Las proteínas deben representar aproximadamente del 10 al 15% de la ingesta de calorías, o 70 gramos repartidos en varias comidas por día para un hombre adulto sedentario. En periodos de convalecencia tras cirugías, épocas de crecimiento, deportistas o estados catabólicos puede llegarse incluso a necesitar más.


Aproximadamente 20 gramos de proteína en una comida equivaldría a:

-100 g de carne

-100 g de pescado

-2 huevos

-medio litro de leche o 4 yogures

-70-90 gramos de queso

-100 gramos (media taza, 5-6 cucharadas) de legumbres

-Una taza de nueces

-Media taza de avellanas



Dr Cruz Velarde

Neurólogo

www.neuronae.net



Dieta en cognición y conducta


91 vistas

Blog Neuronae