Unidad de Memoria

Deterioro Cognitivo y Alzheimer

El Deterioro cognitivo tiene  una prevalencia estimada  del 13% de la población mayor de 60 años.

 

 

Es primordial hacer un diagnostico precoz y  diferencial  para descartar  otras causas  médicas  como la enfermedad de Alzheimer(EA), enfermedad de cuerpos de Lewy, demencia vascular que tienen tratamientos  y pronósticos distintos.

 

No todos los problemas de memoria son Enfermedad de Alzheimer. La mayoría de las ocasiones son debidos a Deterioro Cognitivo Relacionado con la Edad ó Deterioro Cognitivo Leve. 

Estudio Neuropsicólogico  

Es un elemento imprescindible para el diagnostico.

 

Consiste en una batería de  tests que evalúan diferentes áreas cognitivas, como la atención, memoria de trabajo, velocidad de procesamiento, memoria verbal y visual, funciones visuoespaciales, lenguaje..., ya que en función del rendimiento en las mismas podemos inferir si el problema de memoria y otros déficits cognitivos son normales para la edad, sobrepasan lo normal para edad y educación, o aventuran  un proceso de atrofia degenerativa  progresivo tipo Alzheimer o vascular.

 

 

 

Programa de Estimulación Cognitiva.

 

La estimulacion cognitiva ha demostrado en numerosos estudios que es tan importante o más que el propio tratamiento médico,  y su efecto es más intenso en etapas precoces del deterioro cognitivo.Se centra en conservar aquellas funciones cognitivas indemnes y potenciar las deficitarias.  Aumenta la reserva cognitiva, es decir las conexiones neuronales y actúa retrasando el avance de los problemas cognitivos ayudando al mantenimiento de las funciones cerebrales. Los ejercicios están adaptados de forma personalizada trabajando memoria, funciones ejecutivas, visuoespaciales, atención.,. en función de cada paciente mediante un programa de seguimiento de objetivos por áreas.

 

El propio neurólogo realiza personalmente los estudios neuropsicológicos, coordina el programa de estimulación cognitiva especifico y los seguimientos periódicos. 

 

Además de tratamiento farmacológico dirigido a disminuir la velocidad de progresión de la enfermedad,  con fármacos establecidos como donepecilo, rivastigmina y memantina podemos trabajar otros aspectos neurometabólicos relacionados con su patogenia.

Neurometabolismo

 

Metabolismo Energético (Ciclo Krebs y Mitocondrial)

Los ácidos orgánicos son intermediarios metabólicos de los procesos bioquímicos de producción de energía, de la desintoxicación, de ruptura de los neurotransmisores, separación de aminoácidos o en la actividad microbiana intestinal.

Aporta información sobre Metabolitos de los oxalatos,  Metabolitos ciclo ácido citrico, Neurotransmisores , también de ácidos grasos y cetonas. Indicadores nutricionales como Q10, vitamina C, vitamina B12, B6, B5, B2. Indicadores de funcionamiento mitocondrial.

Nutrición OrtoMolecular 

Vitaminas, oligoelementos y proteinas son  esenciales para el buen funcionamiento celular. Ciertas deficiencias en estos componentes pueden influir en la fisiología de muchas funciones celulares y órganos, entre ellos el cerebro. Metabolismo de Calcio, Selenio, hierro y cobre entre otros se han relacionado con deterioro cognitivo y progreso de enfermedad.

Metabolismo hormonal: Tiroides y Cortisol-DHEA

El metabolismo tiroideo influye en el estado energético y emocional.Resistencia a hormona tiroidea, alteraciones conversión T3, conversión rT3 . Existen deficiencias nutricionales como la falta de Zinc, Selenio, y hierro, que al ser tratadas, el paciente convierte de manera correcta T3. También existen medicamentos que impiden la conversión, y que al ser retirados o  sustituidos permiten que la T3 libre se produzca espontáneamente.El estrés es la respuesta fisiológica normal a estímulos que amenazan o desafían a nuestro organismo. Todos estos procesos están autorregulados de forma muy precisa por ejes hormonales donde interviene  cortisol  y DHEA con un biorritmo circadiano. 

Neurotóxicos y Mineralograma

Hoy en día, tenemos en nuestro cuerpo entre 400 y 700 veces más cantidad de metales pesados, radicales libres y toxinas que la generación que vivió hace 40 años. Valoramos elementos tóxicos para el organismo como mercurio, aluminio, plomo etc. Estos elementos dentro del organismo de los humanos puede interferir en el balance esencial de nutrientes y formación de componentes indispensables en el sistema nervioso y metabólico. Los niveles plasmáticos de determinados minerales y oligoelementos no reflejan  la concentración celular real en los tejidos.Mediante estudio en cabello analizamos nivel nutricional celular y tóxico.

La importancia de los aminoácidos en la salud

Para una buena salud cognitiva las neuronas necesitan respirar, nutrirse, reposo y no intoxicarse. Una nutrición adecuada implica buena calidad de proteínas y por tanto equilibrio de aminoácidos.

El test Aminoacidograma permite analizar los 20 aminoácidos esenciales y no esenciales, así como otros 17 tipos de aminoácidos y compuestos relacionados, con el fin de detectar posibles carencias/aumento de los mismos.

La prueba nos permite detectar situaciones de depresión por déficit de triptófano, metionina y/o fenilalanina; ansiedad por niveles elevados de cisteína, tirosina y/o alfa-aminobutírico; estrés por déficit de aspartato, glutamato, fosfoetanolamina, fosfoserina y taurina; o alteraciones en la memoria por déficit de glutamato, fosfoetanolamina y fosfoserina.

Estado Nutricional Cerebral /Intolerancia alimentarias IgG/ Histamina

Estudio ácidos grasos en eritrocitos, IgG 200 alimentos.

Estudio histamina orina 24h y estudios actividad enzima DAO. 

Estudio Metabolismo Oxidativo

El estrés oxidativo es un fenómeno biológico, que se presenta cuando se incrementa excesivamente la producción de radicales libres o especies reactivas y disminuyen los sistemas antioxidantes endógenos.

 

Este desequilibrio entre prooxidantes y antioxidantes se puede producir por una excesiva producción de especies reactivas de oxígeno (EROs) y/o por deficiencia en los mecanismos antioxidantes, produce daño celular severo que puede llevar a la muerte celular.

 

Desempeña un papel importante en muchos padecimientos y enfermedades neurodegenerativos como la enfermedad de Parkinson , Esclerosis lateral amiotrófica, Alzheimer  y Huntington ,así como en los procesos de envejecimiento. 

El peróxido de hidrógeno es un subproducto del metabolismo aeróbico involucrado en muchos procesos biológicos y fisiológicos relevantes, pero en altas concentraciones también desempeña un papel como inductor del estrés oxidativo al producir EROS. Los estudios consistentes determinaron que el H2O2 se forma durante las primeras etapas de agregación de amiloide beta en Alzheimer y de α-sinucleína en la Enfermedad de Parkinson. La acumulación sustancial de H2O2 y sus radicales libres derivados del oxígeno conduce a una situación de estrés oxidativo

 

De las muchas reacciones asociadas a una producción excesiva de EROs, las más significativas y ligadas a efectos adversos conocidos son:

 

En la evaluación del estrés oxidativo también es conveniente el análisis de los factores prooxidantes y mecanismos antioxidantes, para el control de los mismos, como:

 

Metales prooxidantes

• Proteínas fijadoras de metales prooxidantes

• Antioxidantes enzimáticos

• Cofactores de enzimas antioxidantes

• Antioxidantes no enzimáticos endógenos

• Antioxidantes no enzimáticos exógenos

• Poder antioxidante total

Neuroinflamación

Neuroinflamación Crónica y Neuroinmunología

Detrás de diferentes enfermedades y síndromes neurológicos, como alteraciones neurodegenerativas, aparece un estado de neuroinflamación crónica que provoca alteraciones funcionales y pérdida neuronal. Anormalidades en el sistema de respuesta inflamatoria (IRS, por sus siglas en Ingles "Inflamatory Response System"producirían una alteración de las citoquinas proinflamatorias IL4,IL6,IL10, IINF alfa,TNF, IL2rs, entre otras ,  alteraciones en subpoblaciones linfocitarias, perfiles proteicos en suero, marcadores plasmáticos de inflamación crónica.

 

Disbiosis y Permeabilidad  Intestinal

La absorción de los nutrientes depende de la microflora equilibrada y las condiciones del intestino. En un intestino permeable las paredes están tan inflamadas que permiten el paso de toxinas a la sangre, desequilibrando el sistema inmunológico, metabólico, hormonal y mental.La disbiosis intestinal y desequilibrios de la microbiota favorece la inflamación sistémica y neuroinflamación , así como estados de neuroactivación a través del aumento de permeabilidad intestinal y estimulación del sistema nerviosos entérico aferente. Se valora microflora protectora, inmunomoduladora, mucoprotectora,proteolitica y levaduras, mediante estudio funcional de microbiota intestinal. 

Estudio Detoxificación 

El hígado desempeña un papel predominante en el metabolismo, estando implicado en más de 13,000 reacciones. Una de sus funciones principales es la de detoxificación (o neutralización) de productos tóxicos, procedan estos del medio ambiente o sean generados por nuestro organismo.

La detoxificación hepática es el resultado de dos procesos enzimáticos: la fase I y la fase II. Las enzimas de fase I transforman los productos tóxicos en formas intermedias más accesibles para la fase II. Estas formas intermedias son mucho más activas químicamente y, por lo tanto, más tóxicas. En la fase I participan un grupo numeroso de enzimas, que en conjunto se denominan citocromo P450. Un efecto secundario importante de esta fase es la producción de radicales libres. El antioxidante idóneo para neutralizar los radicales libres de la fase I, y que además sirve de plataforma para los procesos enzimáticos de la fase II, es el glutation. Las enzimas de fase II transforman los productos intermedios mediante diferentes vías, con el objetivo de neutralizarlos o de facilitar su eliminación por orina, heces o sudor. Estas vías son: glucuronidación, sulfatación, conjugación con glutatión, conjugación con glicina, metilación y acetilación. La adecuada actividad de estas vías depende de la disponibilidad de aquellos nutrientes (cofactores) que intervienen en las reacciones enzimáticas de fase II.

Alteraciones de la detoxificación hepática. Una fase I muy activa o rápida genera un incremento de productos tóxicos intermedios y de radicales libres. Asimismo, una fase II lenta da lugar al acúmulo de productos tóxicos intermedios. En consecuencia, el desequilibrio entre las dos fases de la detoxificación hepática ocasiona el acúmulo de toxinas en el organismo, con los consiguientes efectos adversos para la salud. Entre las enfermedades resultado de alteraciones de la detoxificación hepática caben destacar: sensibilidades químicas múltiples, reacciones farmacológicas adversas.

Neurogenética

Estudio de Polimorfismos genéticos

Diferentes polimorfismos genéticos pueden influir en en neurometabolismo cerebral. Su identificación nos ofrece la oportunidad de poder intervenir desde la epigénetica, con cambios dietéticos y suplementos específicos naturales, para adaptar nuestro metabolismo a estos polimorfismos heredados.

Los ciclos de metilación, sintesis y degradación de neurotransmisores como la dopamina, serotonina, noradrenalina , así como balance glutamato/GABA , metabolismo homocisteina, folato y metabolismo B12 influyen de forma determinante en la neurogénesis cerebral y optimización del funcionamiento neuronal

Metabolismo de la vitamina D, y metabolismo de interleukinas también son diana de valoración y tratamiento.

De forma directa o indirecta valoramos polimorfismos genéticos  del ciclo de metilación y metabolismo de neurotransmisores cerebrales adrenérgicos, dopaminergicos y serotonina, metabolismo sulfurado, entre otros.MTHFR, COMT, MAO-A, ADRA2A,ADRB1, 5HTR2A,DAT1,MTRR, CBS, SUOX, VDR, entre otros.

Estudios genéticos de predisposición a Alzheimer familiar

Diferentes estudios genéticos pueden ser estudiados y aproximar el riesgo a padecer esta enfermedad en casos de familiares afectos a edad temprana o bien varios miembros afectados. 

Neurofisiología

Cartografia y Mapeo cerebral

Mediante estos estudios podemos determinar alteraciones en distintas frecuencias de ondas cerebrales , así como su respuesta ante determinadas tareas cognitivas. Estudio de Potencia absoluta y relativa de las diferentes ondas cerebrales , así como conectividad entre distintas áreas cerebrales y velocidad de la misma. Trabajando estos parámetros podemos conseguir optimizar funciones y áreas cerebrales

 

Neurofeedback

Estudios previos han demostrado que la demencia se asocia con EEG cuantitativo (QEEG) y anomalías de la perfusión cerebral, incluida la hipoperfusión focal, el aumento de la ralentización cortical con ondas lentas y la reducción de la frecuencia alfa dominante. El entrenamiento con biofeedback EEG (neurofeedback)  es útil para normalizar la actividad anormal del EEG podría mejorar las medidas de la memoria y la función ejecutiva. 

Potenciales evocados.Procesamiento auditivo central

Potenciales evocados cognoscitivos, visuales y auditivos. Escucha dicótica asi como procesamiento  y lateralidad auditiva. Terapia SENA y Johansen

Neurofisiología del Sueño

Diferentes estudios demuestran que el sueño cumple  funciones reparadoras neurotróficas, de consolidación de la memoria y aprendizaje, inmunitarias y metabólicas, y de su correcto funcionamiento  dependen los sistemas energéticos cerebrales, la reserva cognitiva y plasticidad neuronal. Diferentes estudios han demostrado que alteraciones de arquitectura sueño influyen en el riesgo y progresión de la enfermedad de Alzheimer. Más concretamente,  disminuciones sueño NoREM se asocia con mayor depósito de proteina tau y beta-amiloide.

Neuroimagen Funcional

Resonancia Magnética Espectroscopica: Valoración de diferentes metabolitos cerebrales implicados en neuroinflamación, metabolismo de sustancia blanca cerebral y neuronal. 

Volumetria cortical por Resonancia: Marcadores de atrofia cerebral con especial importancia en volumetria de hipocampos lóbulo temporal medial y gyrus cingulado posterior

Estudios Metabólicos con SPECT Tc 99HMPAO: Diferentes estudios valoran el metabolismo funcional  cerebral con marcadores de flujo cerebral

Neuroplasticidad Cerebral

Hasta hace poco se creía que el desarrollo y recuperación del cerebro se detenían en la edad adulta, pero modernas técnicas de neuroimagen cerebral han permitido reconceptualizar la dinámica del sistema nervioso central y su funcionamiento. Hay evidencia que demuestra que el encéfalo puede cambiar para adaptarse a diversas circunstancias, no solo durante la infancia y la adolescencia, sino también durante la edad adulta e incluso en situaciones de lesión cerebral, lo que significa que el cerebro es flexible y modificable. El término que denota dichos cambios del encéfalo, se denomina plasticidad neuronal.

La neuroplasticidad es un proceso que representa la capacidad del sistema nervioso de cambiar su reactividad como resultado de activaciones sucesivas. Tal reactividad permite que el tejido nervioso pueda experimentar cambios adaptativos o reorganizacionales en un estado fisiológico con o sin alteración.

Los fenómenos neuroplásticos no solo ocurren a nivel del ambiente intraneuronal e intersináptico (no es un asunto solo entre neuronas), sino que al parecer también hay procesos en el ambiente extracelular, tipo inducción de moléculas de adhesión celular y procesos plásticos asociados al astrocito (célula principal que compone la matriz extracelular).

 

También cambios en la mielinización y vías de conexión entre diferentes áreas cerebrales.Esto lo estudiamos bien con las técnicas de cartografía cerebral, en determinadas ocasiones con tractografia RMN y se trabajan con neurofeeback, neurotróficos,integración neuromotora y programas de estimulación cognitiva.

 

El patrón y la intensidad de las conexiones sinápticas codifican las bases de  la memoria. La potenciación a largo plazo de la uniones sináptica se correlaciona con la función de memoria: las reducciones en las mismas causan alteraciones de la memoria (Barnes, 1979, Morris et al., 1986), mientras que los aumentos de sinapsis están asociados con una mejora del aprendizaje y la memoria (Lee y Silva, 2009, Martin et al., 2000, Nakazawa et al., 2004).

 

Sin embargo, la capacidad de almacenar nueva información en redes neuronales depende del grado de plasticidad de las conexiones sinápticas, así como del número de conexiones disponibles. Por lo tanto, el número de sinapsis también es crítico para el aprendizaje y la memoria. La pérdida de sinapsis se correlaciona con la disminución de la memoria dependiente de la edad (Burke y Barnes, 2006, Chen et al., 1995, Smith et al., 2000, Wilson et al., 2006), mientras que las hormonas y neuropéptidos, tales como estrógenos (Li et al., 2004), neurotrofinas (Vicario-Abejón et al., 2002), insulina / IGF (Lichtenwalner et al., 2001, O'Kusky et al., 2000) y grelina (Diano et al., 2006), aumentan la densidad sináptica y mejoran la memoria.

 

La dieta, junto con los factores ambientales, tiene un papel crucial en la configuración de la capacidad cognitiva del cerebro ( Gómez-Pinilla, 2008). La modificación controlada de  la dieta puede ser un área de trabajo en pacientes con enfermedades neurodegenerativas. Por lo tanto, el estudio y modificación de ciertos aspectos dietéticos puede aumentar el número y la plasticidad de las sinapsis , y  podría generar nuevas estrategias para mejorar las funciones de aprendizaje y memoria. Por otro lado, también podrían repercutir en la eficacia y/o toxicidad de fármacos que se administran en esta enfermedad.

 

Pero cambios dietéticos drásticos pueden ser peligrosos  en pacientes en tratamiento con determinados fármacos, pues modificaciones del Ph urinario por la dieta pueden influir en la eliminación de medicamentos,  mematina por ejemplo.

Como puede suceder con un cambio rápido y drástico  de una dieta  carnívora a vegetariana,  o bien un exceso de fármacos gástricos alcalinizantes que elevan el Ph urinario. 

 

Si se realizan cambios dietéticos, es necesario un control médico de los mismos y un seguimiento personalizado. No sólo es importante los cambios en la dieta , sino cómo, se hacen, cuándo y cómo, sobre todo si se están tomando ciertos medicamentos.

¿Cómo mejoramos la neuroplasticidad en Neuronae?

Incremento del numero de sinapsis funcionales, de la activación de las principales moléculas de señalización y una mejora a corto y largo plazo de los procesos sinápticos cruciales para el aprendizaje y la memoria.

La capacidad de maximizar el potencial de plasticidad en un contexto clínico puede depender de la selección de los mejores candidatos para la intervención. Para que las intervenciones dirigidas a la plasticidad sean efectivas, el cerebro aún debe ser capaz de compensar los déficits que mantienen la capacidad funcional o el rendimiento. Si las personas con Deterioro cognitivo ligero muestran una respuesta altamente compensatoria al avance de la patología de la demencia, las intervenciones pueden dirigirse a este grupo para maximizar o prolongar esta respuesta antes de que se supere un umbral que resulte en un deterioro cognitivo severo. Aunque parece mantenerse un grado de plasticidad durante las primeras etapas de la EA, el período crítico para el tratamiento puede ser anterior al diagnóstico de EA.

1.- Modulando el bloqueo dependiente de voltaje de los receptores NMDA (NMDAR) y controlando su apertura durante la detección de coincidencia que es crítica para la plasticidad sináptica (Mayer et al., 1984, Nowak et al., 1984) tanto con fármacos específicos (en caso de diagnóstico de Alzheimer), como con neurotróficos en etapas previas al diagnóstico de forma preventiva. 

2.- Influyendo en la síntesis de neurotransmisores dopamina, serotonina y noradrenalina, mediante cambios dietéticos y suplementos específicos sin efectos secundarios

3.- Mediante estimulación cognitiva personalizada, potenciando los puntos fuertes y estimulando también los débiles según resultados de estudio neuropsicológico

4.- Mediante neurofeedback, mejorando la coherencia y conexión de diferentes áreas cerebrales internamente y entre si

5.- Potenciación multisensorial, propioceptiva, auditiva y visual.

 

La integración multisensorial juega un papel fundamental en los primeros años de vida estableciendo las bases del la organización y jerarquía cerebrales. De tal forma que en la infancia, se tratan habitualmente estos problemas en casos de retraso madurativo.

En los procesos neurodegenerativos se produce un viaje inverso, desorganizándose esta jerarquía y organización con aparición en los pacientes de reflejos primitivos y alteraciones de desaferentación en diferentes vias tanto propioceptivas, vestibulares, auditivas y visuales. Es como si se deshiciera hacia atrás esa organización funcional filogenética conseguida desde lo más reciente hasta lo más antiguo o primitivo que es lo último en desaparecer. Aparecen de nuevo los reflejos primitivos, cambios de conducta, irritabilidad propia de los primeros años , indicadores de un modelo de jerarquía primario dependiente del tronco cerebral, desapareciendo progresivamente las funcionalidades del neocortex que nos diferencia a los seres humanos.La desaferentización a largo plazo puede dar como resultado la reducción de la sinaptogénesis, la neurogénesis y el número de neuronas mismas; También puede conducir a una hipoperfusión cerebral significativa e iniciar un círculo vicioso de neurodegeneración

Esta desaferentización progresiva y perdida de integración multisensorial  sigue siendo un aspecto relativamente poco evaluado y trabajado en el deterioro cognitivo y Alzheimer pero hallazgos recientes han demostrado un procesamiento auditivo-visual anormal en pacientes con EA (Wu et al., 2012). Los pacientes con control, deterioro cognitivo leve y EA realizaron una tarea audiovisual con estímulos visuales presentados en una pantalla de computadora y estímulos auditivos presentados con auriculares. Si bien todos los participantes se desempeñaron con una precisión comparable, los pacientes con EA tuvieron tiempos de reacción más largos en ensayos auditivos-visuales multimodales. Delbeuck y col. (2007) también demostraron una integración multisensorial anormal en pacientes con EA, que no integraron información incongruente de audio y habla visual. Estos hallazgos sugieren que la patología EA atenúa los efectos beneficiosos comunes de la integración multisensorial en la velocidad y precisión del procesamiento cognitivo.

Además,  a nivel propioceptivo, alteraciones dentales y masticatorias pueden ser la base de los cambios observados en el envejecimiento del cerebro. Estudios indican que cambios en la funcionalidad de los dientes y el aparato masticatorio pueden causar daño cerebral como resultado de la circulación cerebral alterada y la homeostasis disfuncional. Además, las múltiples reorganizaciones recurrentes del cerebro pueden ser un factor de riesgo desencadenante o contribuyente en la aparición y progresión de afecciones neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer (EA)El conocimiento de los mecanismos neurobiológicos detrás de la desactivación de los sistemas estomatognáticos también se ha expandido enormemente en las últimas décadas. En particular, los estudios actuales revelan que las desviaciones periféricas de los sistemas estomatognáticos se pueden proyectar globalmente en el sistema nervioso central (SNC) y convertirse en un factor crítico asociado para desencadenar y agravar enfermedades neurodegenerativas., participando también los mediadores inflamatorios, las bacterias y las toxinas asociadas con la periodontitis que agravan la inflamación cerebral

Bibliografía

​Burke S.N. plasticity in the ageing brain.Nat. Rev. Neurosci. 2006; 7: 30-40

​Diano S.Controls hippocampal spine synapse density and memory performance.Nat. Neurosci. 2006; 9: 381-388

Gómez-Pinilla F.Brain foods: the effects of nutrients on brain function.Nat. Rev. Neurosci. 2008; 9: 568-578

Li C. alters hippocampal dendritic spine shape and enhances synaptic protein immunoreactivity and spatial memory in female mice.

Proc. Natl. Acad. Sci. USA. 2004; 101: 2185-2190

Lichtenwalner R.J.Intracerebroventricular infusion of insulin-like growth factor-I ameliorates the age-related decline in hippocampal neurogenesis.

Neuroscience. 2001; 107: 603-613

Lee Y.S. molecular and cellular biology of enhanced cognition.Nat. Rev. Neurosci. 2009; 10: 126-140

Mamiya T.Neuronal mechanism of nociceptin-induced modulation of learning and memory: involvement of N-methyl-D-aspartate receptors.

Mol. Psychiatry. 2003; 8: 752-765​​

Mayer M.L.Voltage-dependent block by Mg2+ of NMDA responses in spinal cord neurones.Nature. 1984; 309: 261-263

Morris R.Developments of a water-maze procedure for studying spatial learning in the rat.J. Neurosci. Methods. 1984; 11: 47-60

Morris R.G. impairment of learning and blockade of long-term potentiation by an N-methyl-D-aspartate receptor antagonist, AP5.Nature. 1986; 319: 774-776

Nakazawa K.NMDA receptors, place cells and hippocampal spatial memory.Nat. Rev. Neurosci. 2004; 5: 361-372

Nowak L.Magnesium gates glutamate-activated channels in mouse central neurones.Nature. 1984; 307: 462-465

O'Kusky J.R.Insulin-like growth factor-I promotes neurogenesis and synaptogenesis in the hippocampal dentate gyrus during postnatal development.

J. Neurosci. 2000; 20: 8435-8442

Smith T.D.Circuit-specific alterations in hippocampal synaptophysin immunoreactivity predict spatial learning impairment in aged rats.

J. Neurosci. 2000; 20: 6587-6593

Vicario-Abejón C.​Role of neurotrophins in central synapse formation and stabilization.Nat. Rev. Neurosci. 2002; 3: 965-974

Wilson I.A.Neurocognitive aging: prior memories hinder new hippocampal encoding.Trends Neurosci. 2006; 29: 662-670.

Schram MT, et al. Serum calcium and cognitive function in old age. J Am Geriatr Soc. 2007;55:1786–1792.

Ortega RM, et al. Dietary intake and cognitive function in a group of elderly people. Am J Clin Nutr. 1997;66:803–809.

Gao S, et al. Selenium level and cognitive function in rural elderly Chinese. Am J Epidemiol. 2007;165:955–965.

Pajonk FG, et al. Cognitive decline correlates with low plasma concentrations of copper in patients with mild to moderate Alzheimer’s disease. J Alzheimers Dis. 2005;8:23–27.

 

Murray-Kolb LE, Beard JL. Iron treatment normalizes cognitive functioning in young women. Am J Clin Nutr. 2007;85:778–787.

H.J. Grabe, C. Schwahn, H. Völzke, C. Spitzer, H.J. Freyberger, U.John, et al.Tooth loss and cognitive impairmentJ Clin Periodontol, 36 (2009), pp. 550-557

A.R. Kamer, A.P. Dasanayake, R.G. Craig, L. Glodzik-Sobanska, M. Bry, M.J. de Leon. Alzheimer's disease and peripheral infections: the possible contribution from periodontal infections, model and hypothesis J Alzheimer's Dis JADA, 13 (2008), pp. 437-449

D. Lexomboon, M. Trulsson, I. Wardh, M.G. ParkerChewing ability and tooth loss: association with cognitive impairment in an elderly population study

J Am Geriatr Soc, 60 (2012), pp. 1951-1956

N. Okamoto, M. Morikawa, K. Okamoto, N. Habu, J. Iwamoto, K. Tomioka, et al.Relationship of tooth loss to mild memory impairment and cognitive impairment: findings from the fujiwara-kyo study Behav Brain Funct, 6 (2010), pp. 77-9081 6-77.

Más información sobre Alzheimer?

Si estás interesado, accede a más noticias y publicaciones sobre Alzheimer, aquí

Red Asistencial Neurología y Neurometabolismo

Dr Cruz Velarde